consultoría sector público

¿Qué es la consultoría para el sector público?

Las empresas consultoras de sector público son empresas de servicios profesionales que asesoran a gobiernos y entidades públicas en el diseño de sus actuaciones (políticas públicas) y ejecución de las mismas (gestión pública).

Dentro de la consultoría para el sector público existe una amplia diversidad: Estrategia, TIC, Recursos Humanos, etc.

 

¿QUÉ HACE UNA EMPRESA CONSULTORA DE SECTOR PÚBLICO?

Las empresas consultoras de sector público préstamos servicios profesionales de alto valor, adaptándose siempre a las necesidades concretas de cada cliente y cada proyecto. Algunos de los servicios profesionales que se prestan en nuestro mercado son:

  1. Estudios económicos, sociales, de mercado o de viabilidad técnica para la puesta en marcha de nuevas políticas, planes, programas o proyectos públicos.
  2. Diseño de dichas actividades o políticas, así como definición de la estrategia y la operativa que se debe seguir para su puesta en marcha o lanzamiento.
  3. Realiza las actuaciones necesarias para poner en marcha esas actividades o para lanzar los nuevos planes, programas y proyectos, en un sentido amplio, ejecuta los procesos operativos que antes se han diseñado.
  4. Gestión de esas actividades, departamentos u oficinas, aportando valor como gestores y no sólo como estrategas.
  5. Evalua las actividades que se han puesto en marcha, permitiendo conocer los resultados que se han alcanzado.

 

LA IMPORTANCIA DE LA VOCACIÓN DE SERVICIO PÚBLICO EN LAS EMPRESAS DE CONSULTORÍA DE SECTOR PÚBLICO

La consultoría debe estar ligada a la experiencia y a la profesionalidad de las personas que prestan los servicios de las empresas consultoras. Por eso, la capacitación, tanto técnica como en habilidades blandas, de estos profesionales es lo que distingue a unas empresas de consultoría de otras.

En el caso de la consultoría de sector público, a esto se ha de añadir la vocación de servicio público. El sector público es sumamente complejo y conocerlo a fondo exige experiencia y vocación. Los consultores de sector público deben compartir con los altos funcionarios y empleados del sector público esa vocación por mejorar la sociedad a través de las políticas y actuaciones públicas.

 

LA HISTORIA DE LA CONSULTORÍA DE SECTOR PÚBLICO

En el marco de la tendencia a la alta especialización que caracteriza al sector de la consultoría, y de la aparición de empresas consultoras de boutique, surgen a principios de los años 80, en los países anglosajones las consultoras especializadas en los servicios profesionales a Gobiernos y Administraciones Públicas. Son empresas consultoras que combinan el conocimiento de la gestión privada (originados en las escuelas de empresa) con los de la macroeconomía y la ciencia política. Su éxito se basa en que la gestión pública persigue objetivos diferentes a los que tiene la empresa privada; y en que los instrumentos para alcanzarlos son, igualmente, diferentes.

El crecimiento de estas empresas se debe a la cada vez mayor profesionalización de la gestión pública, a la extensión de las prácticas de la dirección estratégica en las Administraciones y a la conciencia de la necesidad de gestionar de manera óptima los recursos disponibles. En este marco general, los gestores públicos requieren de apoyos externos, que les proporcionen conocimiento para superar los retos que se les plantean.

Actualmente, en el mercado de las empresas consultoras de Gobierno, pueden encontrarse varios tipos de empresas de consultoría:

  1. Empresas de imagen política o de asesoría política: que asesoran a los partidos y a los candidatos en sus campañas electorales y en su imagen pública.
  2. Empresas de Lobby, cuya actividad es representar los intereses de las empresas privadas frente a las decisiones que se toman en el sector público.
  3. Empresas de gestión y políticas públicas, cuya actividad es apoyar a los políticos y funcionarios en la puesta en marcha, ejecución y seguimiento de sus actividades (proyectos, servicios, programas, planes, etc).

 

BENEFICIOS DE LA CONSULTORÍA EN LA GESTIÓN DE PROYECTOS.

Existen algunos desafíos por los cuales los ejecutivos de empresas privadas o funcionarios públicos contratan consultores para proporcionar asistencia en gestión de proyectos. Tales desafíos que las empresas u Organismos Públicos enfrentan incluyen: rendimiento disparejo de proyectos, potencial de pérdida de credibilidad, falta de experiencia en un tipo particular de proyecto y falta de profesionales internos dedicados a la gestión de proyectos.

La consultoría en gestión de proyectos puede proporcionar profesionales experimentados que ofrecen soluciones de alta calidad a los problemas complejos que enfrentan los equipos. Estas son seis formas en que una consultora en gestión de proyectos hace la diferencia en las empresas líderes.

  1. Solución de problemas relacionados con proyectos. Es frecuente que un proyecto en riesgo ocasione que el gerente o funcionario público encargado de proyecto reconozca que se requiera un mejor enfoque de gestión de proyectos. A menudo, se contrata consultores para abordar varios problemas relacionados con los proyectos, como: un pobre desempeño puntual (las fechas clave no se cumplen), resultados financieros insatisfactorios (gastos innecesarios para cumplir las fechas límite), dinámicas de equipo disfuncionales (pobre comunicación, peleas internas y distracción) y composición complicada de equipos (multilocación, barreras lingüísticas, colaboraciones externas, entre otros).

Al proporcionar la combinación correcta de metodología, capacitación en gestión de proyectos, recursos y tecnología, la consultoría en gestión de proyectos puede ayudar a los ejecutivos o funcionarios públicos a determinar cómo enfocar de manera más efectiva los recursos que tienen disponibles. Puede ayudar también a preservar la integridad de los entregables del proyecto al garantizar que los problemas sean identificados de manera oportuna y las fechas claves sean alcanzadas de forma consistente. Estas herramientas y soluciones de apoyo ayudan a mejorar las métricas de todo el proyecto, al mismo tiempo que permite a los equipos trabajar con más eficiencia y efectividad en ambientes de alto estrés.

 

  1. Cobertura de una brecha. A veces, los proyectos se lanzan sin tener en cuenta la experiencia del equipo que trabaja en ellos, especialmente desde Organismo Públicos. Además, la complejidad, la magnitud y la singularidad de un proyecto pueden ser una preocupación importante incluso para los equipos más experimentados. Finalmente, el dominio requerido en gestión de proyectos para liderar mejor una iniciativa de proyecto puede no existir o ser insuficiente. En estos casos, la consultoría en gestión de proyectos puede proporcionar la experticia necesaria para conducir el proyecto hacia un resultado exitoso.
  2. Aporte de análisis de gestión avanzado. En muchos casos, la alta gerencia o el funcionario público encargado de dirigir el proyecto tiene dificultades para evaluar el desempeño del proyecto y tomar mejores decisiones porque no accede a información clave del proyecto. Una consultoría especializada puede proporcionar los informes y análisis necesarios para equipar a los gerentes con información clave sobre futuros obstáculos, posibles dificultades del proyecto, y potencial restricción de recursos. Cuando este tipo de información se incorpora como parte de un enfoque de gestión de proyectos más incluyente, el consultor puede convertir la información estándar del proyecto, un panorama reactivo de información histórica, en una herramienta de análisis predictiva.
  3. Fijar un enfoque proactivo. Muchos proyectos, por defecto, son gestionados utilizando un enfoque reactivo de solución de problemas. Este estilo de gestión de proyectos crea un ambiente donde “apagar el incendio” es la norma y la emergencia más reciente demanda la atención. Un enfoque de gestión de proyectos proactivo permite que los equipos identifiquen obstáculos con anticipación, permite que los equipos tomen mejores decisiones y proporciona soluciones más rentables. Al implementar la mezcla correcta de capacitación en gestión de proyectos, consultoría y herramientas avanzadas, una consultora en gestión de proyectos puede establecer un sistema de advertencia temprana que proporcione a los gerentes una proyección futura para garantizar que el proyecto sea ejecutado según lo acordado.
  4. Seguridad del proyecto. Algunos proyectos tienen una importancia tan crítica en el éxito de una empresa o institución que el fracaso simplemente no es una opción. En algunos casos, un proyecto pasado pudo haber sido ejecutado de manera tan pobre que el gerente desea garantizar que los futuros proyectos sean más exitosos. La consultoría puede ayudar a desplegar herramientas avanzadas de mitigación de riesgos y proporcionar un escrutinio experto de cronogramas de proyectos existentes.
  5. Soluciones de asistencia a corto plazo. La falta de personal calificado para dar asistencia al canal congestionado de proyectos es una preocupación constante para muchas empresas u Organismos Públicos. Contratar y capacitar empleados a tiempo completo y proporcionarles mentoría sobre las complejidades de un enfoque avanzado en la gestión de proyectos puede requerir más tiempo que el disponible para las empresas o Instituciones Públicas. Las consultoras pueden llenar el vacío entre la necesidad inmediata de asistencia y las capacidades actuales de la empresa.

 

Conclusión.

La consultoría en gestión de proyectos puede proporcionar una combinación de experiencia, conocimiento y herramientas avanzadas que no están inmediatamente disponibles en la mayoría de empresas. Al combinar estas capacidades con una comprensión de las prácticas óptimas en gestión de proyectos, es fácil ver cómo los beneficios de contratar la consultoría en gestión de proyectos pueden superar por mucho los gastos extras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.